Desde la antigüedad la humanidad ha sido la generación más sobrealimentada y al mismo tiempo la que más desnutrición presenta, con la inclusión en la dieta occidental de alimentos refinados e industrializados se contribuyó a que se eliminaran de nuestra dieta diaria minerales, vitaminas y nutrientes esenciales para una salud brillante y perfecta. Cada vez más hay personas sintiéndose más cansados y recurriendo a más excitantes como el café, colas, dulces y también a hidratos de carbono simples en pos de energía rápida, lo que posiblemente se deba a que desde pequeños empezamos a tener importantes faltas nutricionales que con el tiempo van afectando nuestra salud y nuestro estado de ánimo.

Seguro eres de los que se han preguntado ¿A que se le llama superalimentos? Y la respuesta es: a aquellos alimentos que mayormente son crudos, es decir, más cargados en nutrientes que las comidas cocinadas y procesadas, ricos en enzimas, llenos de vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, que ayudan a protegernos de afecciones y que debido a su gran volumen de antioxidantes tienen un extenso potencial energético, terapéutico, propiedades anti-microbianas y anti-inflamatorias.

Poco a poco más personas están descubriendo que se sienten mejor cuando los agregan a su dieta y una de las principales razones de su consumo es que son una sólida fuente de fibra dietética, que nos ayudarán a lograr nuestros objetivos de bienestar porque colaboran con la desintoxicación de nuestro organismo y disminuyen el peligro de enfermedades crónicas.

Por otro lado, es conveniente diferenciar los superalimentos de los alimentos funcionales, puesto a que con frecuencia son confundidos. Los funcionales se caracterizan porque los fabricantes les agregan nutrientes para justificar ciertos efectos ventajosos sobre la salud. En cambio a los superalimentos no se les añade nada, ni nutrientes, ni aditivos.

Los superalimentos más desconocidos

Dentro de esta categoría de productos existen otros que son muy novedosos o desconocidos probablemente por su aspecto u origen, dentro de los que se encuentran los siguientes:

  • Açai:

    acai
    Es rica en vitaminas A y C, omega 3, 6 y 9, antioxidantes, vitaminas del conjunto B y alto contenido en proteínas, reduce el colesterol, fortalece el sistema inmunitario, alto contenido en fibras, previene ciertos cánceres y protege el sistema digestivo.

    Otras combinaciones de vitaminas como B, C y Y también hacen del açaí un protector de la piel y el pelo, es decir, un nutricosmético en estado puro, ya que ayuda a resguardar la piel en frente de la exposición solar y retrasar los efectos del envejecimiento por su estimulación de la producción de colágeno.

  • Cáñamo:

    canamo

    Poseen los nueve aminoácidos que el cuerpo requiere para fabricar proteínas de calidad, aparte de un sinnúmero de omega-tres y seis. Además mejora el funcionamiento digestivo al contener un 25% de proteínas vegetales, es buena fuente que ayuda a metabolizar los ácidos grasos esenciales.

    Es rico en minerales como el magnesio, fósforo, potasio, azufre, manganeso, zinc, calcio, hierro, vitamina liposoluble de tipo A y fibra dietética.

  • Chia:

    chia

    Es una de las fuentes de proteína completa de origen vegetal más alta. La combinación de todas las proteínas, vitaminas, minerales y el equilibrio de azúcar en la sangre trabajan juntos a fin de aportar una energía constantemente. Ofrecen gran aporte de ácidos grasos omega-tres y omega-seis en una proporción de 3:1, la idónea para el organismo, y dentro de los minerales se encuentran el calcio, el magnesio y el boro.

  • Maca:

    maca

    Es una planta herbácea nativa de los Andes del Perú y Bolivia, donde se cultiva tanto por sus cualidades nutritivas y extensamente reconocida por desarrollar la fecundidad y el líbido, un genial reconstituyente energético a raíz de su gran contenido en hierro y en vitaminas B y C. Se utiliza para combatir los estados de debilidad, falta de energía, y como apoyo en casos de anemia, astenia, y para proporcionar vigor y resistencia físico-mental a atletas y excursionistas.además de ser poderosa en vitaminas y minerales, también aumenta la fuerza y la resistencia, el desempeño deportivo y la sensación de bienestar general.

  • Matcha:

    matcha
    Su riqueza en polifenoles y catequinas lo transforma sobre todo en un genial antioxidante, seis veces más potente que las bayas goji, rico en polifenoles y vitaminas A, Y también, K y del conjunto B. Proporciona energía y es buena alternativa al café puesto a que contiene más o menos la mitad de cafeína. Por medio de la L-teanina, un aminoácido que mantiene activo pero relaja, contrasta de forma eficaz los efectos no deseados de la cafeína y da una sensación de bienestar.

  • Goji:

    goji
    Proceden del Himalaya y a lo largo de siglos ha sido empleado para asistir al hígado, la vista, y fomentar la longevidad. Son ricas en minerales como el calcio o bien el potasio. Su atractivo color colorado es indicativo de los antioxidantes que contiene, especialmente los betacarotenos que asisten al sistema inmunológico a protegerse de distintas enfermedades y aviva la producción de glóbulos blancos en la sangre. Las vitaminas A, B1, B2, B6, C y Y también están asimismo presentes en las bayas, como los ácidos grasos esenciales y omega seis.

  • Lúcuma:

    lucuma

    Es ventajosa para la salud intestinal, cuida de nuestra piel, es rica en vitaminas del conjunto B y un genial sustituto del azúcar blanco. Otros de los beneficios que ofrece es que favorece a la regeneración celular, contribuye con el tratamiento de la diabetes, enfermedades del corazón, gastritis, estreñimiento, artritis, dolores menstruales, inconvenientes óseos y fortalecen los órganos.

Ya tienes una idea de los alimentos que puedes utilizar en tu dieta diaria para mejorar tu salud y promover tu bienestar, nos hemos centrados en aquellos que son libres de gluten, sin embargo debes tener presente que existen superalimentos que contienen este alérgeno.