En la actualidad, existe el coaching personal, empresarial, político, deportivo, entre tantas otras ramas. Pero ¿sabías que esta disciplina también puede facilitar la adaptación a una vida sin gluten?

El coaching de salud y bienestar puede ser una excelente herramienta para personas celíacas recién diagnosticadas, en especial para aquellas que están teniendo dificultades para aceptar la enfermedad y seguir la dieta libre de gluten. Aunque el proceso de coaching es diferente para cada persona, en este artículo mencionamos algunos de sus aspectos fundamentales.

Un cambio de visión de la situación salud-enfermedad

En el coaching, un eje central es la gestión de las emociones y la aceptación de la condición actual para poder avanzar hacia donde queremos estar. Esto es particularmente importante en el momento inmediato del diagnóstico de la enfermedad celíaca, ya que con frecuencia aparecen estados de angustia, ansiedad, enojo, temor y tristeza. Por otra parte, aceptar la celiaquía es fundamental para instaurar y sostener en el tiempo la dieta de exclusión.

View this post on Instagram

En la aceptación del ahora está la clave de todo. Lo que ya hemos pasado nos dejó enseñanzas, y el futuro depende de nuestro hoy. Si lo pensamos toda nuestra vida transcurre en el hoy, nunca estamos ni en ayer ni en mañana, por esto es tan importante la aceptación. Sin aceptar nuestro hoy/ahora, no podemos darle forma al mañana en base al ayer. Cada día decidimos y ahí es donde está la clave de TODO. Maneja tus emociones, elige un mañana con sonrisas, para eso debes sonreír hoy. Si no puedes sonreír trabajemos esas emociones para que lo logres. #coaching #felicidad #nuevasmetas #desarrollopersonal #coachingemocional #frustracion #positivo #relacionestoxicas #barcelona #españa #cataluña #barcelonacoaching #coachingvalencia #coachingmadrid #coachingespaña #bastadefrustracion #cateldefels #gava #viladecans #santboi #sensaciones #emociones

A post shared by Coach de Desarrollo Personal (@veronicagrubicycoach) on

Tú decides que camino seguir

Un buen coach jamás te dirá lo que debes hacer. Eres tú quien decidirá hacia dónde dirigirte y cómo llegar allí mediante tus objetivos. El papel del coach es acompañarte y guiarte en el proceso de autoconocimiento y transformación, pero la responsabilidad está en tus manos. El hecho de que tengas que buscar tú mismo la solución a los desafíos que se te presentan te hará ser más creativo y flexible.

Los objetivos son el camino hacia el bienestar

Desde el inicio del proceso de coaching, se le pide a la persona que se visualice detalladamente en su mejor versión. Sin embargo, el estado de bienestar solo se logrará a través de la determinación y el cumplimiento de pequeños objetivos.
Podrías pensar que el objetivo para una persona celíaca es ‘llevar una dieta sin gluten’. Pero ese objetivo es inespecífico y general, y no representa el abordaje del coaching. Para poder cumplir y, sobre todo, hacer las paces con la dieta de exclusión, deberás fijarte metas alcanzables, realistas, específicas y definidas en el tiempo. Un objetivo de un individuo con celiaquía podría ser informarse sobre su enfermedad. Sin embargo, debe formularlo de forma específica, concreta y detallada, por ejemplo, “el sábado por la mañana, a partir de las 9 a. m en casa, leeré el primer capítulo del Manual de la Enfermedad Celíaca de la FACE”.

El compromiso, la disciplina y la voluntad son claves para construir nuevos hábitos alimentarios

Durante el proceso de coaching también se trabaja para fortalecer el compromiso y la voluntad por parte de la persona. La motivación es importante, no hay duda de ello, pero es el puntapié inicial. Sin compromiso, sin disciplina y sin voluntad es imposible sostener los nuevos hábitos alimentarios que deben instaurarse como parte de la dieta libre de alérgenos.
Cuando la motivación disminuya, tu compromiso con tu salud, tu voluntad para decidir qué hacer y tu disciplina de hacer lo que ‘debes hacer’ evitarán que caigas en la tentación de consumir un alimento no apto.

La mejor parte del proceso: ¡es hora de celebrar!

Una vez que cumples uno de los objetivos planteados, llega la celebración. Esta parte del proceso de coaching es muy positiva porque consiste en premiarte a ti mismo con algo que disfrutes, por más pequeño que sea. Si tu premio es satisfacer un antojo dulce, puedes acercarte a Gula Sana a probar algunos de nuestros helados, dulces o zumos.

Muchas personas comienzan un cambio de hábitos dietéticos a raíz del diagnóstico de una alergia o intolerancia alimentaria. Sin embargo, es frecuente que el cambio no termine con la exclusión del alérgeno de la dieta, sino que, al profundizar sobre la composición y los orígenes de diversos alimentos, la persona adquiera más conciencia sobre la importancia de comer saludable.
En síntesis, una enfermedad que parece limitar drásticamente las opciones alimentarias puede ser la puerta de entrada hacia una dieta mucho más variada y nutritiva.