¿Te gustaría que tus comidas de siempre tuvieran un sabor diferente y característico? Puede que tengamos la respuesta. Para conocerla estate atento al siguiente artículo porque nosotros intentaremos darte la solución con algunos recursos al alcance de cualquiera, para que esos platos que pueden parecer insulsos, se transformen de una manera substancial sin necesidad de hacer nada del otro mundo.

Seguidamente vamos a proponer una serie de condimentos y especias que creemos te ayudarán a lidiar con situaciones a lo mejor de urgencia o por falta de otros productos que podrían complementar las elaboraciones que tenías en mente. Aunque parezca muy obvio muchas veces la condimentación en las elaboraciones, es la gran olvidada de la cocina y le restamos importancia. Nada más lejos de la realidad, estos productos siempre pueden sacarnos de algún apaño.

Las especias en grano o rama, evitarlas a granel

Teniendo en cuenta que hablamos de unos productos que son válidos para el consumo en el caso de sufrir de alguna dolencia intestinal, siempre que estén bien envasadas y etiquetadas, podremos utilizarlas sin preocupación. Eso sí, siempre y cuando atendiendo a la siguiente consigna; Estos aderezos se contaminan de forma fácil y su proceso de lavado es bastante complicado, por lo que en los últimos años ha habido una diferenciación a tener muy en cuenta sobretodo en las especias molidas. Debido a sus singulares características, han de ir identificadas en su envoltorio con la especificación de si son aptas para su consumo en caso de que contengan alguna proteína no adecuada. De este modo, podemos decir que los condimentos cuanto más naturales sean, mucho mejor para el consumo.
Es también relevante comentar que por mucho que las especias sean totalmente naturales, hay que vigilarlas por la posible contaminación cruzada cuando manipulamos una gran cantidad de alimentos diversos.

Tipos de especias que mejorarán tus preparaciones

Como ya hemos mencionado, el consumo de dichos sustentos son aptos siempre y cuándo todo esté controlado, natural, bien envasado y evitando una potencial contaminación. Siguiendo estas pautas, propondremos a continuación cuatro condimentos y especias que quizás no las usas con frecuencia pero que le darán un toque muy característico a las preparaciones que te puedan surgir.

Comino

De origen mediterráneo y muy frecuentado en los tiempos de la Edad Media y en la actualidad en países como Marruecos dentro de su platos más tradicionales, este producto es un estímulo muy bueno para la mejora de la digestión y las enzimas pertinentes de nuestro organismo. Es muy aromático y muy utilizado también junto el perejil. Es evidente que su carismático sabor, siendo este muy reconocible por su picante y su toque tan amargo, hace que junto al olor que transpira las fosas nasales con fuerza, este sea un añadido fantástico sobretodo para salsas de toque cáustico.
Además, es ideal para carnes junto con su acompañamiento, sea verdura o distintos tipos de legumbres. Eso sí, hay que moderar su uso porque podría resultar demasiado fuerte si se le echa sin miramiento. Recomendable también para infusiones.

semilla de comino

Cardamomo

Llegó desde la India, su sabor y aroma no deja indiferente a nadie ya que es muy intenso y aparte, es utilizado como medicina natural en nuestro día a día sobretodo para regular la digestión. Su uso habitual es en muchos tipos de arroz diferentes aunque cuando se muele se añade en postres como la tarta de manzana para darle un toque de lo más curioso. El caso es que en el norte de Europa se usa para potenciar el sabor de las carnes como las hamburguesas. A modo resumen podríamos decir que es un condimento muy versátil ya que, de forma moderada, combina muy bien con diferentes dulces e incluso para cafés si las añades de forma molida.

semillas de cardamomo

Laurel

Dependiendo de donde lo queramos añadir, podemos encontrarlo de dos maneras; con hojas secas o directamente molido en polvo. Aunque con este último su sabor se agrié y mejor utilizar las hojas naturales. En las elaboraciones que queramos dar un toque más amargo, esta especia es ideal y aportará un valor añadido muy rico. El uso del laurel es tan beneficioso y peculiar que en la cocina francesa es considerado indispensable así como también en otros rincones de Europa. Los platos más simples se pueden convertir en un bomba de sabor gracias también porque se acostumbra a usarlo para darle un toque aromático en caldos, guisos, estofados y todas las carnes sea roja o blanca. También hirviendo las hojas de laurel para hacer una bechamel, conseguiremos darle una vuelta que casi parecerá otra salsa.

hojas de laurel

Salvia

De sabor fuerte, aromático y un toque picante. En España su uso es muy pobre ya que se acostumbra a usar otros tipos que podrían dar el mismo resultado. No obstante, las cualidades de la salvia son muchas y es frecuentado en otros países para adobar las carnes, embutidos provenientes del cerdo y para la elaboración de salsas deliciosas. Para ensaladas también puede resultar un buen recurso junto alguna variedad de quesos. Las dos opciones que se pueden encontrar, tanto seca como fresca, se pueden utilizar sin ningún inconveniente en los alimentos mencionados.

salvia en plato

Ahora que ya te hemos dado estos cuatro condimentos, tus elaboraciones ya no volverán a ser las mismas ya que les aportarán un sabor muy diferente a como lo hacías anteriormente. Aparte de estos cuatro, puedes encontrar muchas variedades distintas para alegrar los platos más cotidianos de manera eficaz y sencilla, tan sólo es cuestión de probarlo.