Es sabido que todas las personas que viven con alergias y/o intolerancias alimentarias deben hacer las paces con la cocina y la limpieza con el objetivo de poder cumplir con la dieta de exclusión y evitar la contaminación cruzada. En Gula Sana mantenemos nuestra cocina 100% libre de gluten para reducir al mínimo posible el riesgo de contaminación cruzada. Al mismo tiempo, ofrecemos una gran variedad de menús aptos para celíacos para que no eches de menos las preparaciones tradicionales. Por esta razón una de las claves para llevar este proceso a buen puerto, es tener especial cuidado con los electrodomésticos y utensilios usados dentro de la cocina. Si quieres cocinar de forma segura en casa este artículo te interesa.

Panificadoras que facilitan la elaboración de alimentos

La mayoría de los productos de bollería y repostería están elaborados con harinas de cereales formadores de gluten. Para no transgredir la dieta, es fundamental que aprendas a elaborar panes, gofres, muffins y bizcochos utilizando premezclas de harinas sin gluten. Si cocinar no es de tus actividades favoritas o no dispones de suficiente tiempo, existen excelentes panificadoras en el mercado que pueden hacer la mayor parte del trabajo por ti. Solo debes colocar la premezcla apta para celíacos y el resto de los ingredientes en el contenedor de la panificadora y esperar a que finalice el proceso de amasado. Algunas máquinas también incluyen programas de cocción de panes, por ejemplo, la IMETEC Zero Glu.
Por otra parte, muchos robots de cocina no solo cumplen la función de amasar, sino que también permiten batir, mezclar, montar y emulsionar ingredientes. Esto significa que una panificadora también sirve para elaborar bizcochos, galletas, cremas y hasta salsas.

View this post on Instagram

Miracolo culinario 😂😂😂😂

A post shared by Sandyssima (@sandyssima) on

El lavavajillas, ¿indispensable para evitar la contaminación cruzada?

El lavavajillas es un electrodoméstico que permite eliminar de forma eficiente y sin esfuerzo los restos de gluten en utensilios, ollas y otros equipamientos de cocina. Sin embargo, no es imprescindible comprar un lavavajillas si compartes la cocina con otras personas que llevan una dieta convencional.
Aunque no se puede negar que la higiene es esencial para prevenir la contaminación cruzada, es suficiente con que laves correctamente tu vajilla y tus utensilios utilizando agua caliente y jabón. El principal problema no radica en tener lavavajillas o no, sino en los materiales y en el diseño de los elementos de cocina. Por ello, lo que debes eliminar si quieres cocinar sin gluten son los utensilios de madera, un material sumamente poroso, que retiene partículas tóxicas.
La mejor alternativa son los productos de acero inoxidable y de silicona porque se pueden limpiar adecuadamente, eliminando todo resto de alérgeno. Existen juegos de utensilios (espátulas, pinzas, cucharas) y moldes de silicona que son muy recomendables para personas que sufren alergias alimentarias, no solo por su facilidad de limpieza, sino también por su diseño ergonómico, su resistencia y su durabilidad.

Electrodomésticos que no pueden compartirse entre personas celíacas y no celíacas

Aunque muchos electrodomésticos pueden ser compartidos entre celíacos y no celíacos, otros deben ser de uso exclusivo para quien sigue la dieta de exclusión. Entre ellos podemos citar:

  • Tostadora
  • Picadora
  • Licuadora
  • Sandwichera
  • Gofrera (o waflera)
  • Mandolina eléctrica

La razón para evitar el uso común de estos elementos es que, debido a su diseño, resulta muy difícil poder eliminar todo rastro de gluten. En el mercado existen robots de cocina versátiles que, según la placa que se les coloque, funcionan como gofrera, sandwichera o grill. ¡Un 3 en 1!

Los electrodomésticos hacen más simples varias tareas cotidianas, entre ellas, las actividades vinculadas con la cocina y la limpieza. En el caso de las personas que tienen alergias o intolerancias alimentarias, los electrodomésticos tienen un valor adicional ya que ayudan a prevenir la contaminación y facilitan la elaboración de deliciosos alimentos. Todo esto se traduce en menor probabilidad de transgredir la dieta y en un mejor estado de salud.

Y tú, ¿con quién compartes tu cocina? ¿Dispones de estos electrodomésticos? Esperamos tus comentarios.