El café es una infusión caliente que se consume en múltiples países de occidente. Su nombre deriva de un árbol: la planta cafeto cuyo grano es el que se emplea para la realización de dicho bebedizo, es uno de los productos más populares y comercializados en el mundo. Su historia se remonta al siglo XIII, aunque no está claro totalmente, se piensa que fueron los antepasados de los etíopes los primeros en reconocer la planta, pero también hay muchas leyendas que atribuyen sus orígenes a distintas partes del mundo.

Esta infusión se identifica por su delicioso sabor y la combinación con otras bebidas sufre diferentes alteraciones aromatizadas y gustativas. Su sabor puede cambiar dependiendo de la planta y el género de combinación con otras bebidas, con lo que su acidez va a depender de donde se coseche la planta de cafeto y de condiciones climáticas muy específicas. El tiempo ideal para su desarrollo es donde se den temperaturas estables y un alto índice de humedad en el entorno, es por esta razón que el cafeto se da en lugares de tierras altas y montañosas.

Dentro de sus cualidades no solo destaca que es un poderoso estimulante, sino que además tiene un efecto vasodilatador y semeja tener un efecto precautorio en la aparición de enfermedades como la diabetes o ciertas variedades de cáncer, ayuda a quemar grasa, mejora el rendimiento físico, contiene nutrientes esenciales, protege el hígado de padecer cirrosis, puede reducir el riesgo de sufrir un infarto, por otra parte, en el ámbito estético es muy buen exfoliante y reductor de estrías y flacidez.

Cabe mencionar que el café es una bebida muy versátil, lo que ha hecho que cada día surjan diversas maneras de preparación como por ejemplo:

  1. Café solo:
    Es el más conocido de todos. Acostumbra a ser nombrado como expresso, por sus orígenes italianos. Se suele servir en vasos pequeños, semejante al de los chupitos. No obstante, el expresso es más frecuente verlo servido en una taza pequeña, cuyo tamaño es acorde con la cantidad de líquido.
  2. Corto:
    No se debe confundir con el cortado, puesto que este no lleva nada de leche. Esta infusión contiene solamente 15 ml de bebida, que es menos de un sorbo. En otros lugares, se le conoce como ristretto, piccolo, o sencillamente expresso corto.
  3. Americano:
    Se le conoce además como café agudo, es una alteración fácil de expreso. El único componente extra es agua caliente y se debe poner tanta cantidad como café. Como puedes imaginar, esto rebaja mucho el sabor, y lo deja más suave.
  4. Caribeño:
    Otro género de carajillo con múltiples ingredientes extra. Por una parte, la bebida alcohólica que se usará va a ser solamente ron, también se le agrega azúcar morena mezclado con vainilla.
  5. Café con leche:
    Se sirve en taza grande de 200ml, y la mitad se llena con café y la otra con leche, es el hermano mayor del cortado y es el perfecto acompañante de tardes de conversaciones informales, noches de estudio, de trabajo, e inclusive resulta ser un estupendo suplemento para cualquier desayuno. Es una de las modalidades más populares de tipos el café.
  6. Café frío:

    En muchos lugares del mundo suelen tomar el café frío y la manera más fácil de servirlos, es añadiendo hielo a un preparado caliente.

Las semillas más gustosas y nutritivas que se exportan en todo el mundo

Existen en el planeta dos conjuntos grandes de semillas de café, aunque durante la historia, han ido produciéndose numerosas alteraciones adaptadas a los cultivos locales. Estas especializaciones han ido dando lugar a abundantes granos, muchos de ellos pertenecientes al llamado tercer conjunto, las mezclas.

  • Arábico:

    granos de cafe arabico

    Representa entre un 60% o un 80% de la producción mundial. Su origen está en las montañas del sur de Etiopía, es considerado el primer café en ser cultivado de la historia. El grano arábico se caracteriza primordialmente por tener una semilla grande y de una tonalidad clara, su porcentaje de cafeína ronda entre el 1% y el 15%, se considera una cantidad pequeña en comparación con otras, además tiene un gusto suave y agradable. Acostumbra a asociarse a regustos de aromas silvestres y de frutos secos que se complementa con perfección con ese toque dulce y ácido que tiene el café. Esta cantidad de matices va a depender de muchos factores, como la molida, el agua con el que se elabore y todo el proceso de preparación.

    Esta variedad de semillas se cultiva en alturas comprendidas entre los mil doscientos y los mil ochocientos metros, con temperaturas que fluctúan entre los quince grados y los veinte grados centígrados. Su cultivo precisa estar en climas que tengan poca oscilación térmica.

  • Robusta:

    granos de cafe robusta

    Es originaria de la República Democrática del Congo, también famosa por el nombre Coffea Canephora. Esta semilla tiene esenciales diferencias con la arábica, puesto que se trata de un género de cafeto considerablemente más resistente lo que hace que sea más simple su cultivo. Se puede localizar desde los 200m de altura, siempre que la temperatura sea incesante y haya suficiente humedad. Es un grano que no logra superar al árabe, puesto que tanto su aroma como su sabor son diferentes.

    La semilla Robusta es significativamente más pequeña y oscura que la modalidad Arábico, teniendo un porcentaje de cafeína 3 veces mayor. Su sabor es más amargo y menos ácido, tiene una textura áspera y mantecosa, lo que lo transforma en un grano con menos atrayente que el primero, su bajo costo lo hace ideal para mezclas y para la fabricación de café solubles.

El café no solamente se ha vuelto una infusión rica de saborear y que puedes mezclar con otras bebidas, sino que posee un sin número de beneficio para la salud siempre y cuando se tome con moderación.