Como es bien sabido por muchos, el pan quizás es una de las parcelas a mejorar para el colectivo de los celíacos ya que sino es artesanal es complicado encontrarlos de calidad. A todo esto, tenemos buenas notícias para tí sino sabes que o dónde comprar. Tranquilo… la solución es más fácil de lo que te imaginas, háztelo a tu gusto desde casa a través de una panificadora. Sino tienes ni idea de lo que te estamos hablando, te lo explicamos a continuación.

Se puede decir que el pan es uno de los alimentos básicos de muchas culturas desde Europa hasta Oceanía, son pocas las familias que no comen pan diariamente y que decir de la etnia mediterránea que con el transcurrir del tiempo han basado su nutrición en la conocida Tríada Mediterránea conformada por el pan (trigo), vino (parra) y aceite (olivo).

En la actualidad esta creciendo el uso de la panificadora, un electrodoméstico del tamaño de una freidora que están particularmente fabricadas para hacer pan, sin embargo, tiene otras funcionalidades como la de hacer bizcochos, masas de pizza, pasta y hasta mermeladas. Como con todos y cada uno de los productos un factor determinante es el coste, por lo que al momento de comprarla es importante consultar bien las características particulares que poseen, es fundamental saber si se pueden programar y sostener el calor, el proceso de preparación del pan es largo y si por servirnos de un ejemplo, deseamos pan para desayunar es una alternativa.

Añadiendo a todo lo comentado, algunas de las razones más frecuentes para adquirir un equipo de este tipo es para progresar en nuestra dieta, supervisar la calidad de los ingredientes a fin de que sea lo más saludable posible y dejar de consumir pan con aditivos y otros componentes químicos. Es también muy beneficiosa para colectivos que padecen de intolerancias o son alérgicos a la levadura e inclusive al grano.

Pero ¿Cómo funciona?

Su funcionamiento es como el de un robot de cocina, solo debes introducir los ingredientes de la receta deseada algo esencial si tenemos intolerancia al gluten y precalienta los ingredientes, los amasa al ritmo y frecuencia apropiados, programa de manera automática los tiempos de reposo entre amasado y amasado, conserva en todo instante la masa a la temperatura adecuada, te informa cuando el momento en que si deseas puedes añadir algún ingrediente de relleno a la masa, desgasifica la masa entre un levado y otro justo cuando está programado para esto de manera que solo debes cerrar la tapa y seleccionar la clase de pan que deseamos hacer con esos ingredientes, cuando el pan esté listo, informa emitiendo un sonido con un pito. No solo dejará cocinar el pan sin peligro, sino que aportará la seguridad de que nada será artificial.

Un electrodoméstico que nos facilita la vida para los celíacos

Generalmente, los panes normales que adquirimos en tiendas y panaderías acostumbran a contener en su preparación harinas refinadas y un exceso de levaduras que con el tiempo pueden dañar nuestro estómago y hacernos las digestiones más pesadas. Una panificadora puede ser la ayuda ideal tanto para los celíacos como para los que no padecen de esta intolerancia ya que pueden hacer su pan casero. Siempre y en todo momento teniendo presente que estas máquinas requieren su tiempo.

La mayor parte de las panificadoras modernas cuentan con un programa para poder trabajar con harina libre de gluten, de este modo aquellas personas que no puedan consumirlo tienen la posibilidad de beneficiarse con las propiedades alimentarias del pan. Algunas de las panificadoras que puedes considerar son las siguientes:

    Panificadora Moulinex OW310130 Programable

    Panificadora Moulinex
    Cuenta con una potencia de 700w, puede programarse para quince horas antes, incluye quince programas, dentro de ellos el de sin gluten, y también mantiene el caliente. Su cubierta es antiadherente, lo que facilita su limpieza, y su molde es desmontable, haciendo muy simple sacar el pan. Es una de las panificadoras más vendidas debido a su coste y utilidad, además ofrece un pequeño libro de recetas.

    Panificadora Imetec Zero-Glu

    Panificadora Imetec Zero Glu
    Su amplitud de opciones la hacen interesante, reúne veinte programas, de los cuales siete son para hacer pizza y panes. Proporciona un libro con más de cuarenta recetas sin gluten en español y puedes hacer panes pequeños porque tiene un molde para hacerlo. Su potencia es de 900w, es rápida, potente y programable hasta con quince horas de antelación, además de esto trae tres niveles de dorado y una función de memoria por si se da el caso de que el proceso se interrumpa por un agente externo.

    Panificadora Unold Backmeister

    Panificadora Unold Backmeister
    Tiene una potencia de 600w su cualidad más destacable es su diseño y que es compacta (5 kg), cuenta con 12 programas de cocción, en el que se pueden hacer pan y bizcochos. Tienen buena valoración en su capacidad para programar con anticipación de forma intuitiva y simple desde el panel de control debido al temporizador que integra. Otra de sus virtudes es que trae una serie de accesorios como: molde para preparar el pan desmontable, amasadora, manual de instrucciones, gancho para asistir a retirar el molde, cuchara y vaso medidores para calcular los ingredientes.

En conclusión, las panificadoras son una herramienta perfecta para tenerla en cualquier hogar, ya que aparte de contribuir con el ahorro ayudan a mantener una dieta más saludable y balanceada, sacándole el máximo partido haciendo diversas variedades de panes y postres. ¡Ahora si puedes comer pan!