Recientemente hemos experimentado toda una ola de tendencias en bebidas nutritivas. No solamente estamos hablando de las bebidas deportivas, sino también de la jugoterapia, muchos tipos de té para escoger e incluso recientemente el smoothie.

Para quien no ha escuchado acerca del smoothie, se trata de una bebida deliciosa, sana, nutritiva, fácil de adquirir y de tomar, la cual no contiene gluten ni colorante, 100% natural y adaptada a todos los gustos. Se trata de una bebida versátil que tan sólo requiere un poco de creatividad y se puede tomar a cualquier hora del día, garantizando todos los aportes nutricionales de las frutas.

Hoy día se ha hecho muy famoso y se ha convertido en una tendencia en el mundo de la nutrición. Y podemos entenderlo, pues, ¿A quién no le gusta tomar algo delicioso que a la vez ayude a mantener una buena salud?

El smoothie, un producto diferente

El smoothie fue creado alrededor del año de 1960 por un joven que no toleraba los productos lácteos. Entre sus experimentos culinarios, fue combinando diferentes frutas con hielo y el resultado fue una bebida bastante espesa y deliciosa.

Se trata de una bebida que no necesita lácteos para tener sabor, espesor y consistencia. Es libre de lactosa y totalmente libre de gluten, por lo que es apta para las personas que padecen intolerancia alimenticia. De hecho, a su creador le ayudo con sus problemas de intolerancia a la lactosa.

El nombre smoothie al parecer viene dado por una banda muy famosa en los años 30. Desde sus inicios, esta bebida ha ido evolucionando con el pasar de el tiempo, pero su elaboración es la que la hace diferente del resto.

Es un proceso simple que está abierto a la imaginación y la creatividad: Se vierte en una batidora frutas o verduras congeladas completas. Se recomienda que se congelen si se van a almacenar para que no pierdan sus nutrientes.

En vez de diluirlas o exprimirlas, al triturarlas la bebida queda más cremosa y evitamos desechar porciones de la fruta que también contienen nutrientes esenciales. Mientras la batidora está cumpliendo su función de triturado, podemos verterle hielo, leche, helado o hasta yogur según nuestra preferencia.

Existen miles de combinaciones deliciosas, e incluso algunas de ellas tienen propiedades medicinales. Algunas de las que podríamos recomendarte son: manzanas con frambuesa, coco con limón, banano con fresa. Puedes utilizar yogurt griego para darle más consistencia, o unas 8 almendras para agregarle un toque especial.

Hecho para ocasiones especiales

mujer haciendo smoothie
Independientemente del estilo de vida que llevemos o las actividades que realicemos en nuestro día a día, el smoothie está diseñado para toda ocasión. Por ejemplo:

  • Se utiliza para los que desean recuperar nutrientes después de ejercicios físicos.
  • Son excelentes para quienes buscan principalmente vegetales por sus propiedades depurativas y nutrientes.
  • Se adaptan a los que buscan alimentos concentrados en antioxidantes.
  • Dan rienda suelta a la creatividad para quienes desean combinaciones deliciosas con helados o yogurt.
  • Son bebidas refrescantes y nutritivas durante un día caluroso.
  • Dependiendo de sus ingredientes, puede tener propiedades desintoxicantes y energizantes.

En cada caso y cada aplicación de los smoothies, la clave siempre estará en las frutas y verduras que escojamos para la ocasión. Como regla general si quieres mantenerlo como un alimento sano, no utilices azúcares refinados.

Al fin y al cabo, te darás cuenta de que rara vez lo necesitarás si utilizas ciertas frutas como la fresa o el mango. También, no te confíes demasiado y toma en cuenta que aunque el smoothie es una bebida nutricional, abusar de él puede hacerte consumir cantidades enormes de calorías en un solo día. Por eso, utiliza tu creatividad de forma natural, prepárate un smoothie y tómalo con moderación.