El tofú posee múltiples características, es una fuente de calcio superior a la leche y, además de esto, tiene niveles tan altos de proteína y aminoácidos que puede ser substituto de la carne y los huevos, su uso en la cocina vegetariana y vegana es muy frecuente, está presente en muchas recetas, en diferentes formatos y diversos sabores.

Verdaderamente, el tofú es un queso vegetal de origen japonés que se obtiene al procesar los granos de soja. Su manera de elaboración incluye las semillas de soja de color amarillo y tamaño mediano, agua y un coagulante E que pueden ser de sulfato de calcio, cloruro de magnesio o cloruro de calcio y estos son los encargados de dar textura y solidez diferente a cada variedad. Tiene un sabor muy neutro, por lo que combina bien con la mayor parte de alimentos que lo cocinamos.

La gastronomía asiática es la responsable de que hoy día esté entre nosotros, y cada vez está logrando más adeptos no solo en el ambiente vegano-vegetariano como bien se ha mencionado, sino más bien fuera de él, como una propuesta culinaria más que reúne sabor y salud en un solo producto gracias a sus beneficios nutricionales dentro de ellos el de contribuir a hacer una mejor digestión, aportar una gran cantidad de minerales, tanto de hierro como de calcio, no deja tóxicos, y contiene omega 3 y grasas saludables, lo que lo hace muy recomendable para personas con el colesterol alto.

¿De qué forma lo puedes preparar?

Afortunadamente el tofú cuenta con gran versatilidad en la cocina, lo que nos deja usarlo en diferentes preparaciones gracias a su sabor neutro.

Una de las principales formas de prepararlo es haciendo salteados y woks con verduras, arroz, quínoa, cous cous, legumbres, mijo o pasta. Además puedes agregarlo a guisos, sopas, potajes, estofados, ensaladas templadas y frías.

Es excelente para preparar rellenos de sándwiches, bocadillos, fajitas, tacos, tostas y hasta canelones y lasañas. Triturado se puede utilizar tal y como si fuera carne picada o bien se puede cocinar como revuelto, y en el caso de que sea blando se puede convertir en salsas, purés, batidos y postres.

Variedades del tofú sabrosas

queso tofu
Realmente, existen dos variedades de tofu, el Momen dofu, traducido como tofu de algodón o bien cotton tofu; y el Kinu dofu, que significa tofu de seda o silken tofu. El nombre de los dos es debido a sus diferentes texturas, sin embargo, hay quienes indican que de forma tradicional, se usaban paños de algodón o de seda, respectivamente, para filtrar el cuajo de soja, pero la verdad es que en la actualidad se usan moldes metálicos y la diferencia de texturas se deben, a los diversos coagulantes que se emplean para compactar la leche de soja.

    Momen dōfu

    Mejor conocido como Tofu de algodón, tiene una textura firme, su solidez se asemeja al queso de Burgos, a fin de que os hagáis una idea. Se elabora con leche de soja y se usa sulfato cálcico como espesante. Su sabor es más neutro, con lo que se realizan variaciones con sal añadida para acentuar el gusto.

    Kinu dōfu

    Se le conoce como Tofu de seda o silken tofu, de textura suave similar al tacto de la seda, prácticamente tan débil y suave como un flan. Se realiza con leche de soja y se usa sulfato cálcico y gluconolactona como espesantes. Su sabor es sutil, tiene otros matices.

    Yaki dōfu

    Yaki dōfu significa tofu asado. Se prepara desde el momen dōfu, de textura más consistente, asado a la parrilla, y se emplea para la receta del suki-yaki, shabu-shabu o en distintas variedades de nabemono.

    Atsuage dōfu

    Tofu grueso frito. Su preparación procede del momen dōfu que se fríe en una mezcla de aceite de girasol, aceite de soja y aceite de maíz a ciento treinta grados, y se come con salsa al gusto o para preparar guisos nabemono.

    Ganmo

    También llamado hiryôzu, se trata de una clase de buñuelo frito que se realiza con una masa de tofu mezclada con algas, zanahoria, setas shiitake y otras verduras. Se usa en guisos o puede comerse tal como, con una reducida porción de salsa de soja.

    Age dōfu

    Age dōfu además llamado aburaage que significa tofú frito. Es semejante al atsuage dōfu, pero este se fríe en aceite en finas lonchas de tofú que se llenan al tener contacto con el aceite, adoptando una textura esponjosa. Requiere especial preparación y, tras sumergirlo en almíbar, es la base que se emplea para el inarizushi.

Lo mejor es que el tofú al ser elaborado con leche de soja y contener proteína vegetal no contiene gluten, por lo que su consumo es apropiado para el colectivo celíaco.