Supongo que este concepto para ti ya es familiar, pues hasta hace relativamente poco tiempo esta palabra era una total desconocida. Hoy en día se ha popularizado y seguramente la hayas escuchado en más de una ocasión, y es que esta comida que se encuentra a medio camino entre desayuno y almuerzo es mundialmente conocida, apreciada y seguida.

Llegó como una tendencia de moda pero ya se ha convertido en un estilo de vida. Y tú, ¿Quieres descubrir algunas de las razones del por qué de esta tendencia?

El origen del concepto brunch ¿Americano o Inglés?

El mundo anglosajón ha introducido y sigue introduciendo términos en nuestro vocabulario de manera intermitente. Esto nos genera una plasticidad de lenguaje que puede utilizarse de barómetro para ver como funciona la globalización. Nada más lejos de la realidad, por muy americano que parezca, el término es de tradición inglesa por allá el siglo XIX, cuando la sociedad de alta burguesía se reunía para celebrar en domingo un desayuno que se juntaba con la comida.

En nuestro país nos viene como anillo al dedo, nos encanta comer y nos encanta la sobremesa por lo que juntar dos comidas para los españoles no ha sido un tarea muy complicada.

Propuestas de brunch en nuestro local

Estamos delante un evento social, con amigos especialmente y concretamente en los Estados Unidos es muy imporante aunque aquí se esta integrando con mucha fuerza. Si eres uno de los que se apuntado a este boom pues te invitamos a que vengas a probar los brunch de Gula Sana y te aseguramos que no te dejarán indiferente.

Para los más glotones tenemos las delicias dulces, mezclado con cereales y muchos tipos de frutas… increíble. Pero tranquilo, sino eres mucho de dulce disponemos de las variedades saladas con los famosos huevos Benedict o tostadas de pan con aguacate que casi son un indispensable para estos aperitivos.

Eso sí, siempre amenizados con un buen té, café, infusión y zumos de frutas o verduras totalmente naturales. Incluso los más osados lo acompañan con champán o bloody mary.

salados y dulces

De este modo, siempre hay una buena excusa para disfrutarlo, las razones son infinitas ya sea durante el fin de semana, en vacaciones o en cualquier otro momento. Nosotros te damos algunas de las claves que han provocado que se haya convertido ya en un estilo de vida.

Es la oportunidad perfecta para reunir en la mesa a personas en distintos momentos vitales

Cuando se sobrepasa una edad a menudo se hace complicado reunirse con los amigos «de siempre» y no porque no se quiera sino porque cada uno se encuentra en distinto momento vital. Mientras unos trasnochan para salir de fiesta otros lo hacen para cuidar de bebés, en cambio otros madrugan para hacer deporte o para llevar a los niños a practicarlo y duermen hasta tarde.

Así que, ¿cómo quedar el fin de semana juntos? Muy sencillo, ¡quedando para tomar un brunch! Para unos es más desayuno que comida. Para otros más almuerzo que desayuno. Y para otros el tentempié sustancioso, variado y delicioso ideal para recuperar fuerzas y seguir disfrutando del día. Pero para todos es el momento de reunirse con los amigos en torno a la mesa.

cereales y tostadas

Te permite vivir los días de fiesta disfrutando de la ciudad

Esta comida es eminentemente urbana y no es de extrañar porque es ideal para que los habitantes y visitantes de una gran urbe salgan a disfrutar de la ciudad con esta comida como excusa. Dejar el paseo y el acceso a otras actividades para antes o para después de este. Tanto si te acabas de levantar y quieres alimentarte bien para empezar el día o si precisas hacer una parada relajada y recuperar energía.

Vivir o viajar a una gran ciudad como Barcelona y disfrutar de este acto gastronómico delicioso te ayuda a tomar el pulso a la ciudad disfrutando al máximo. Por ello para muchos ya es una agradable costumbre urbana propia de los días festivos.

Permite disfrutar de la gastronomía como actividad de ocio

Alimentarse es una necesidad vital aunque la gastronomía está íntimamente relacionada con el placer y el disfrute personal. Sin embargo las salidas a comer o cenar cuesta entenderlas como actividad de ocio, habida cuenta de que se hacen en horarios tradicionales en los que lo común es, efectivamente, proporcionar alimento al organismo. Pero este es diferente. Es algo propio de los días libres, un actividad de ocio matinal que reporta satisfacción y que también permite disfrutar de la comida por puro placer y sin espacio para la culpabilidad.

Es perfecto para eventos sociales intergeneracionales

La comida familiar del domingo va dejando paso a una alternativa más adecuada para la forma de vida actual. Fuera de casa para no cargar de trabajo a nadie y en un horario que permite a cada uno organizar su día de fiesta como le apetezca. Y con la variedad de dulce y salado adecuada para el gusto particular de cada persona. Porque este tipo de comida combina opciones dulces con saladas y fresquitas. Platos propios de un desayuno continental con otros con otros salados. Así cada persona puede decidir qué le apetece en ese momento y elegir. Por el mismo motivo cada vez es más popular para eventos sociales en los que participan distintas generaciones, sean o no familiares, como cumpleaños y celebraciones especiales o presentaciones, entre otros.

Este acto gastronómico forma parte de un modo de vivir y si aún no has tenido ocasión para comprobarlo es el momento de hacerlo. Solo tienes que decidir dónde y con quién. Y ya sabes, puedes pasarte por nuestro establecimiento siempre que quieras. Te estaremos esperando.

¿Qué platos sueles preferir? ¿ Te gusta mezclar dulce y salado?

Comenta y te respondemos.