La celiaquía o enfermedad celíaca es una patología autoinmune crónica que afecta en un primer momento al intestino delgado y puede llegar a dañar los tejidos de otros órganos. Esta lesión se provocada por la alergia al gluten, un conjunto de proteínas que pueden encontrarse en el trigo y otros cereales.

Pero ¿cuál es la causa de la celiaquía? esta es la pregunta que científicos de todo el mundo llevan haciéndose desde hace bastante tiempo. Aunque se han hecho muchos avances respecto a esta patología, actualmente las causas exactas se desconocen. Lo que sí se sabe es que es posible que existan factores que determinan su desarrollo en el organismo, las repasamos a continuación.

Factores que pueden influir en el desarrollo de la celiaquía

Componente genético

Aunque no se sabe muy bien cual es la causa de la celiaquía se sabe que es posible heredar los genes que están relacionados con ella, no por ello signfica que se vaya a ser celíaco/a. La probabilidad de sufrir esta patología es más alta durante los primeros años de vida, por lo que es importante estar atento a los síntomas para poder diagnosticarla y empezar una dieta sin gluten cuanto antes posible. También es posible empezar a experimentar los síntomas durante la adolescencia o en la edad adulta.

Por su componente genético el celíaco puede pasar sus genes a sus descendientes y estos podrían ser portadores o llegar a desarrollarla, esto dependerá por supuesto de cada individuo. El hecho de conocer esta predisposición genética es muy importante para detectar la celiaquía en edades tempranas si se tienen antecedentes. de este modo podemos evitar graves daños en el organismo de la persona afectada.

Sistema inmunitario débil

El sistema inmunitario es la defensa natural de nuestro organismo contra las infecciones provocadas por bacterias o virus, a través de una respuesta muy bien organizada este sistema los destruye y elimina del organismo. Algunos estudios demuestran que las infecciones reiteradas en el aparato digestivo en la niñez podrían debilitar el sistema inmune y aumentar el riesgo de padecer celiaquía. Se cree que los niños que experimentan infecciones durante los primeros 18 meses de vida tiene mas probabilidades de ser celíacos.

Factores medioambientales

Además del factor genético y de un sistema inmune debilitado, hay factores medioambientales que pueden influir en el desarrollo de la celiaquía si se presentan los genes para ello. Para poder desarrollar alergia al gluten (o a cualquier otro alérgeno) es necesario estar en contacto con él, por ello se cree que alimentarnos a diario con productos con gluten puede llegar a aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca.

En la actualidad y a pesar de todas las investigaciones que se han llevado a cabo, no es posible determinar la causa exacta de la celiaquía debido a que es una intolerancia compleja y multifactorial. De momento, el único tratamiento que existe es llevar una dieta sin gluten estricta y de por vida. Con un diagnostico a tiempo y acertado es posible evitar las molestias ocasionadas por la celiaquia y llevar una vida normal. Tomando alimentos sin gluten y evitando la contaminación cruzada, estarás sano y por supuesto te sentirás mejor.